PERICOS SE METE AL FRAY NANO

Meza será el encargado de abrir el primer juego de la serie

Puebla, Pue. (pericosdepuebla.com.mx/ Edgar Pérez H.) 19 de mayo.- Los
Pericos de Puebla (21-21) regresan al centro del país, después de una
serie exitosa en la frontera, para medirse a los Diablos Rojos del
México (24-18)

Pericos viene de barrer a los Toros de Tijuana, y gracias a esto los
emplumados juegan ya pelota de .500, y los posiciona en la tercera
posición de la Zona Sur. En carretera tiene marca de 14-10, y contra
rivales norteños 6-9. Puebla tiene el quinto mejor porcentaje de bateo
(.297), y la sexta mejor efectividad de pitcheo (4.32). La ofensiva
es comandada por Endy Chávez (.369, 1 HR, 19 RBI), el venezolano está
entre los líderes de bateo con un sus 62 imparables, es escoltado por
César Tapia (.336, 5 HR, 28 RBI), Issmael Salas (.329, 9 HR, 26 RBI) y
Jesús Arredondo (.320, 3 HR, 26 RBI). La rotación poblana para esta
serie, la conforman Andrés Meza (3-1, 4.72), Henry García (1-3, 7.83)
y Josh Roenicke (4-2, 2.36). Pericos y Diablos ya se vieron las caras
en esta campaña, y el México se llevó la serie dos juegos a uno en el
Parque Hermanos Serdán, destacando el bateo de Jorge Vázquez con par
de cuadrangulares, y los trabajos monticulares de Octavio Acosta y
Jesús Anguamea.

Diablos trae una seguidilla de cinco triunfos. La novena dirigida por
Miguel Ojeda, marcha en el tercer lugar del Norte. En casa tiene marca
de 12-9, y contra rivales del Sur ostenta foja de 12-3. Los escarlatas
tienen el tercer mejor porcentaje de bateo de toda la Liga (.301). La
ofensiva es comandada por Ramón Urias (.327, 9 HR, 31 RBI), Iván
Terrazas (.340, 3 HR, 26 RBI), Emmanuel Ávila (.302, 5 HR, 27 RBI) y
Jorge Vázquez (.291, 8 HR, 24 RBI). La rotación escarlata estará
conformada por Arturo López (4-1, 4.93), Juan Pablo Oramas (0-2, 7.63)
y Octavio Acosta (4-0, 2.12). La última vez que los Diablos recibieron
la visita de los Pericos, los verdes se llevaron la serie dos juegos a
uno, con triunfos para Paul Oseguera y Deunte Heath.

La marca de los emplumados, jugando en la capital contra Diablos,
desde el año 2000 es de 19-34.